jueves, 27 de marzo de 2008

Los húngaros de la ex-Yugoslavia

Como ya se ha comentado anteriormente, a consecuencia del tratado de Trianón (1920) Hungría perdió parte de los territorios que tradicionalmente le habían pertenecido. En dichos territorios la mayoría de la población no era húngara, pero había bolsas importantes de húngaros (que en algunas lugares sí eran mayoría).

Una franja al sur de Hungría paso a formar parte de Yugoslavia, y con el breve paréntesis de la Segunda Guerra Mundial lo siguió siendo hasta su desaparición. En la actualidad hay minorías húngaras en el norte de Eslovenia (la región del río Mura o Muravidék) y Croacia (Baranja o región del Drava) y en la provincia autónoma de Serbia llamada Voivodina (Vajdaság en húngaro).

La región del río Mura (Muravidék en húngaro, Pomurska o Pomurje en esloveno):

(color naranja: porcentaje de húngaros entre un 10 y un 50%. Fuente: informe del 2006 de la situación de las minorías húngaras, Oficina de las Minorías Húngaras, http://www.hhrf.org/htmh/?menuid=060206)

En realidad el nombre húngaro y el esloveno hacen referencia a cosas diferentes. El húngaro se refiere a la parte de la región que pertenecía a Hungría hasta 1920 y donde hay minorías húngaras, el nombre esloveno se refiere a la región administrativa, que es mas grande (también se suele usar Prekmurje, para referirse a la "zona húngara").

La capital de la región es Murska Sobota o en húngaro Muraszombat. La población húngara se concentra en dos zonas: Lendava (Lendva) y Goričko (Őrség, aunque este nombre se usa también para la zona adyacente, que pertenece a Hungría).

Como siempre, sobre la cuestión del "número de habitantes" se ha escrito mucho, y por motivaciones políticas difícil es saber cual era la composición étnica de la zona: en 1921 se calcula que la región la habitaban 90.000 personas, de ellas entre 20 y 25 mil húngaros. En la actualidad (2002) se calcula que solo 6-7 mil se consideran húngaros (otras fuentes elevan la cifra hasta los 15 o 20 mil), es decir, el 7-8% de la población de la región. En general no parece que haya problemas étnicos. Frente a la población húngara decreciente se ha dado la circunstancia de un aumento del desarrollo cultural húngaro en la zona (consecuencia entre otras cosas de la cooperación húngaro-eslovena). Además la legislación eslovena los protege (son considerados "antiguos habitantes" de la región) y en el parlamento hay un diputado expresamente elegido por los húngaros (atendiendo al porcentaje de población no les correspondería, y claro está los húngaros pueden votar a los partidos eslovenos habituales, es decir, en la práctica votan dos veces). En 1994 se creó el Consejo Nacional Húngaro del Mura (Muravidéki Magyar Nemzeti Tanács), con 18 miembros. La lengua húngara es cooficial en la región.

El centro húngaro más importante es la ciudad de Lendava (o Lendva), con 11 mil habitantes en el 2002, de los cuales un 35% se consideran húngaros. Desde 1997 funciona en esta ciudad la Asociación de Escritores Húngaros de Eslovenia. Hay también radio en húngaro y algunos programas de televisión (aunque la cercanía de la frontera hace que en realidad todo el mundo vea los programas transmitidos desde Hungría).

(iglesia de Santa Catalina, en el centro de la ciudad)

Los húngaros de Croacia:

Durante gran parte de su historia Croacia estuvo asociada al Reino Húngaro, por eso, la presencia de húngaros siempre fue importante en casi todas las regiones, aunque solo en el norte había poblaciones "nativas". En 1910 había más de 120 mil húngaros en Croacia (el 3,75% de la población), después de Trianón, en 1921 se calcula su número en 76 mil, en 1975, 35 mil y en la actualidad (2006) en 17 mil (0,4 %de la población de Croacia). La mayoría de ellos se concentran en tres regiones septentrionales, Eslavonia Oriental, el Srem y la Región del Drava.

La región del río Dráva (se suele denominar así en húngaro, los croatas lo llaman directamente Baranja, que es también el nombre de una provincia húngara) es una zona rural, agrícola, con poblaciones pequeñas y multiétnica en cuanto a su población. En 1981 el 35,5% de la población era croata, el 24% serbia, el 18,5% húngara y el 16% se declaraban yugoslavos (el resto pertenecían a otros grupos étnicos). En el 2001: croatas 56%, serbios: 20%, húngaros: 16%. Por otro lado, las guerras yugoslavas afectaron la zona y gran parte de la población tuvo que huir, al menos durante un tiempo.

La ciudad más importante es Beli Manastir o en húngaro Pélmonostor, con 10 mil habitantes (56% croatas, 27% serbios y 8% húngaros en 2001).

En la actualidad la región está integrada en el condado de Baranja-Osijek (donde los húngaros son el 2,6% de la población).

Una de las zonas con más duros combates durante la guerra fue Eslavonia Oriental y el Srem. Antes se estima el número de húngaros en unos 10 mil, pero la mayoría huye durante la guerra (entre el 70 y el 100% de los húngaros, dependiendo de la localidad). Hoy en día, el proceso de vuelta y reasentamiento continúa, se calcula que el 75% de los húngaros que se marcharon han regresado ya.

Los húngaros de Voivodina (Serbia):

Voivodina ha sido una región tradicionalmente multitétnica y caracterizada por el respeto entre las minorías, si exceptuamos el periodo de la segunda guerra mundial y los años inmediátamente posteriores. Aún en la actualidad existen seis lenguas oficiales en la zona (serbio, húngaro, croata, eslovaco, rumano y rusino -antes llamado ruteno). En la única de las regiones de la ex-Yugoslavia, donde la sociedad húngara ha conseguido desarrollar una vida cultural de calidad y carácter autónomo.

La población húngara se mantuvo durante mucho tiempo alrededor de 400 mil personas, suponiendo el 20-25 % de la población de la provincia. En la actualidad debido a la huida de muchos húngaros por influencia de las guerras y sobre todo, a la llegada de miles de refugiados, la mayoría serbios, de Croacia o Kósovo, tendencia que continúa hoy en día, y no parece tener visos de acabar (¿quizás hasta que no queden serbios en Kósovo?), el número de húngaros ha bajado y se han empezado a producir incidentes étnicos. El reciente reconocimiento de la independencia de Kósovo por parte del gobierno húngaro, a pesar de que las asociaciones húngaras de Voivodina habían pedido expresamente que no lo hiciera, no ha hecho más que empeorar la situación (por cierto es una cuestión que dá que pensar, parece que el gobierno húngaro está más preocupado por servir a los intereses de ciertos países extranjeros antes que por fomentar el bienestar de los húngaros).

En la actualidad, de los 2 millones de habitantes de la región, la distribución étnica es la siguiente: serbios 65%, húngaros 14%, además 2,8% de eslovacos, 2,8% de croatas, 2,5% de yugoslavos (!), 2,5% que no se pronuncian sobre su pertenencia étnica (!), y además hay rumanos, gitanos, montenegrinos, rusinos, macedonios, bunievac (eslavos del sur, de lenguas serbia o croata y religión católica, aunque su diferenciación de los croatas es conflictiva), muchas veces concentrados en pueblos donde forman mayoría.


(color rosa: los húngaros son más del 50% de la población, color naranja: entre el 10 y el 50%)

La capital de la región es Novi Sad (en húngaro Újvidék), de 190 mil habitantes, la segunda mayor ciudad de Serbia. El 6% son húngaros (en 1921 todavía eran alrededor del 30%).

Novi Sad es una bella ciudad atravesada por el Danubio, no lejos de una de sus orillas se extiende la ciudad vieja, al otro lado, justo en la orilla, espectacular, la fortaleza de Petrovaradin (Pétervárad) con unas vistas increibles del Danubio. Junto la fortaleza, el barrio antiguo de Petrovaradin, impregnado de una atmósfera especial. Novi Sad fue conocida durante un tiempo como la Atenas serbia, donde florecía la vida cultural serbia (siglos XVIII y XIX). En los años 70 del siglo XX fue la cuna del movimiento underground serbio.

Durante los bombardeos de la OTAN en 1999 la ciudad sufrió graves daños estructurales, sus tres puentes fueron destruídos, quedando cortada la comunicación entre las dos partes de la ciudad. Además la ciudad se quedó sin agua potable. Después se ha recuperado con cierta rapidez: se construyeron dos nuevos puentes y en el 2005 fue reconstruído el puente de la Libertad (y las obras en los otros continúan).

(ayuntamiento de Novi Sad)


Desde el punto de vista húngaro, la ciudad más importante de Voivodina es Subotica (Szabadka en húngaro), el principal centro húngaro, la población (contando el extrarradio de la cuidad) llega a los 150 mil habitantes, de los cuales 57 mil (38,5%) son húngaros, los serbios son el 24%, además hay un gran número de croatas (11%) y de bunievac (11%).

Subotica o Szabadka es una ciudad de gran belleza que ha sabido mantener su atmósfera húngara mezclándola con la balcánica. Es muy característica su arquitectura de estilos secesión húngaro, como por ejemplo el ayuntamiento, pero hay otros edificios. También destaca la sinagoga, aunque en la actualidad está en bastante mal estado. Subotica es la patria chica de
numerosas personalidades de la cultura húngara, tiene un lugar especial en el mundo de la literatura, ya que nació allí el gran escritor Dezső Kosztolányi, o el maestro del relato corto Géza Csáth, pero también entre los serbios de la ciudad ha habido figuras destacadas, por ejemplo el célebre escritor Danilo Kiš, que por cierto hablaba húngaro (y tradujo del húngaro al serbio), y si bien vivió y trabajó en Novi Sad, nació aquí.

(teatro nacional en Subotica, véase el nombre en la fachada del edificio, en serbio - narodno pozorište- y en húngaro -népszínház)



(antigua postal del ayuntamiento)


(el ayuntamiento hoy)

(una sala del interior del ayuntamiento)


(otro ejemplo de estilo secesión en la ciudad)

(estas y otras fotos en: http://aszt.inf.elte.hu/~ceepush81/szabadka/index.html)

En Voivodina funcionan numerosas revistas y periódicos húngaros, por ejemplo el diario Magyar Szó (palabra húngara), editado en Novi Sad (la dirección está en los enlaces).

Se ha desarrollado una importante literatura húngara en Voivodina durante todo el siglo XX, por mencionar solo un par de nombres: el narrador Ervin Sinkó (1898-1967), que estudió en Subotica, participó en la creación de la facultad de húngaro de la universidad de Novi Sad (1959) y durante un tiempo la dirigió. Y sobre todo Nándor Gion (1941-2002), que pertenece a la primera generación de estudiantes de la facultad de húngaro de dicha universidad. O entre los poetas Otto Tolnai o Károly Ács.

6 comentarios:

Maria dijo...

Realmente interesante este post. Me ha fascinado la arquitectura tambien y los detalles decorativos. Siempre es un placer pasear contigo por la cultura Húngara.

jozko dijo...

Hola María !!!

Gracias, me alegro de que te guste, si alguna vez tienes la posibilidad de visitar en vivo alguno de estos sitios, hazlo, merece la pena (al menos los que conozco personalmente).

Saludos!!!

Michael Carlos dijo...

Mi abuelo nació en Lendva en 1875, es húngaro o esloveno?, hacia donde apunto la búsqueda. Apellido Skafar (con techito invertido en ls S me dicen). Si alguien me puede ayudar mi nombre es Michael Skafar , mska900@gmail.com

jozko dijo...

Hola Michael Carlos!

Te contesto en un privado.

Un saludo!

brendahauzer dijo...

Te comento... mi apellido es Hauszer (apellido húngaro, obviamente) pero mi bisabuelo era serbio. como puede ser?

brendahauzer dijo...

Mi mail es brendahauzer@hotmail.com
el que pueda, ayúdeme. gracias.